sábado, 4 de septiembre de 2010

Laberintos...


La noche forma un laberinto

en el que me pierdo,

el universo de mi alma

busca afanosa tu puerto.

Clama mi voz en la sombra,

solo el silencio responde.

Mi mundo es grande,

habito los caminos de tu cielo y el mío,

navego sin avistar la tierra,

mar insondable y niebla me circundan.

Me sumerjo, vuelvo a la superficie,

quisiera fundir tu cielo con el fondo de mi mar

y en mi delirio discurro,

hasta que vuelve el día

y con su luz, avanzamos,

cruzando murallas,

traspasando umbrales,

paralelos, infinitos casi nuestros destinos,

confundidos entre la tapia de intrincados laberintos.

Yo visto de azul,

por si acaso vislumbraras un asomo de mí,

para que sepas que no es una quimera,

soy yo que incesante te busco

y tu, donde estarás?...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...