jueves, 9 de septiembre de 2010

Casi, casi, casi...


Casi vuelo,

casi lloro,

casi río.

Casi duermo

y ya dormida,

sueño que estás a mi lado.

Casi noche, casi día,

el azul se vuelve oscuro

y el blanco se torna gris.

Deshojo una margarita,

Me quieres vida?

Que hacer, por que camino tomar?

Casi vivo, casi muero,

casi no se ni quien soy,

casi pierdo la cabeza

pues estoy casi vuelta loca

y casi cuerda, vuelvo a recapacitar,

renegando de mi misma,

y de tanta incertidumbre.

Casi quiero desaparecer,

pero casi me arrepiento,

cuando pienso que si muero,

ya no volveré a tenerte.

1 comentario:

  1. Tienes un don para transmitirnos vida con tus palabras.
    Un abrazo grande, ¡poeta Miuris!

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...