jueves, 26 de agosto de 2010

Somos dos




En la ribera de mis sueños,
a solas caminaba
presintiendo una sombra,
no te había visto,
no me conocías,
pero eras la sal de mis quimeras,
de mis realidades, de mis utopías.
Eras tu!
Tu la sombra proyectada en mis sueños,
tu la presencia que borró mis utopías,
la sal que deritió mis quimeras.
Ahora somos dos,
dos para comprenderse,
para caminar juntos.
Dos para acompañarse
en el largo desvelo de una noche,
en los días de lluvia.
Dos para mirarse al fondo de los ojos,
para amarse hasta siempre.

4 comentarios:

  1. !Cuànto amor delineas hoy en tus versos, querida Miuris! Un gusto detenerme en tu sentir , hoy tan profundo y romàntico.

    Te dejo un abrazo desde mendoza

    ResponderEliminar
  2. Si mucho amor y expresado de forma preciosa...fellicicdades...un abrazo Miuris...gracias

    ResponderEliminar
  3. Ay Mariela, es que soy una fanática del amor en todas sus vertientes, este amor pasional, objeto de mis loas, me seduce, me encanta dejarme llevar por él y expresar de mil maneras su significado.
    Claro que son apreciaciones personales, cada uno lo siente y expresa a su manera.
    Gracias amiga por dejarme aquí tu huella, recibo tu abrazo y enlazo con el mío a tu ciudad encantadora.

    ResponderEliminar
  4. Mira quien lo dice, Carmen Silza, tejedora de ensueños que hacen rodar y volar a quien lee sus inspiraciones.

    Mi gratitud y un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...