martes, 31 de agosto de 2010

Sin Palabras...


No me hieren los clavos

que en el camino agreste,

hacen sangrar mis pies,

hiéreme mas el llanto que derramo,

herida por el látigo invisible,

con que me azotan,

quienes sin pensarlo,

lesionan mi conciencia.

No me hieren tampoco

los hechos o palabras

de quien no me conoce,

hiéreme en carne viva,

la indolencia de los que

indiferentes,

se hacen ciegos y sordos

ante la angustia,

los que solo acuden a los gritos,

cuando ya no hay remedio,

de aquéllos que pudiendo ser bálsamo,

son caricaturas de ironía.

Pobres diablos!

Son tan necios,

que ni cuenta se dan,

de que su insensatez,

causa dolor.


2 comentarios:

  1. Miuris hola guapa...si te apetece tienes un regalito en rodar y volar...gracias por tus comentarios y por aceptarme..

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen, claro que me apetece, me encantan los regalos, recibirlos y otorgarlos, voy pa Rodar y Volar, a buscar mi regalito.

    Es un placer entrar en tu blog, me encanta la seguridad y adultez con que escribes tus poemas.

    Aceptarte? Claro, amigas de verdad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...