sábado, 21 de agosto de 2010

Extranjero!!


La historia se repite,

la palabra pesa,

hace un hueco en la piel

y llega al alma.

Llaman extranjeros

a los que trabajando lejos de su tierra

hacen más por una Patria ajena,

que sus propios hijos.

La palabra duele,

porque al decirla, la mastican,

la saborean con saña, con malicia,

es como si con ella, quisieran

horadar el derecho de existencia.

Parecen olvidar,

que muchos de los que hoy

son extranjeros,

ayer abrieron sus puertas,

fueron receptores,

compartieron el pan,

dieron cobija para atenuar el frío

recibieron sin hacer preguntas,

ignorando de dónde eran,

ni porqué llegaban los de allí,

o los de más allá

y jamás les llamaron

extranjeros.

Al contrario,

Compartían su tierra

y aquéllos tomaban sin medida,

no solo el pan, sino el afecto,

el calor de una mano, el amparo

y hasta amor verdadero encontraron.

Hoy sin embargo, les llaman

extranjeros,

sin preocuparse en mirar hacia atrás,

no se dan cuenta que ayer,

los que hoy son

extranjeros,

pudieron ser verdugos,

siendo en cambio, hermanos.

Extranjeros!!

Que imprecación!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...