Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 25 de julio de 2010

Dominicano...y muy Puro

La tierra dominicana es fértil, prodigiosa, da a manos llenas sus frutos y en generosas cosechas, ofrece las mejores vendimias, ya de frutos, ya flores, hasta las especies exóticas, chupan de esta tierra su sabia y revientan en prodigiosa multitud de dones.

El tabaco, esa hoja aromática y discutida por sus propiedades de detrimento a la salud, no deja por esa condición de ser un apreciado cultivo.

Al tabaco dominicano, como dice el dicho, “siempre se le ha sacado su comida aparte”, su aroma, textura, su abundante cualidad de supremacía sobre otros cultivos de la misma hoja, en otros lugares, otorgan al criollo, un lugar cimero en la preferencia de los entendidos en el arte de sorber el humo y saborearlo, por algo dice la canción que “fumar es un placer genial, sensual…”

Nuestro tabaco, está llegando lejos, arropa su fama con los colores de la bandera y así sencillamente se luce en los grandes salones de cualquier parte del mundo, París, España, Andorra, que orgullo para el dominicano cuando ve entre los dedos de un caballero, un cigarro dominicano y que lo diga! Ya que muchas veces el cigarro está hecho con nuestro tabaco y lleva una etiqueta de quien sabe donde.

“Premium”, es una línea de cigarros de la casa dominicana Vega Fina, están retorcidos a mano y están obteniendo una reconocida calidad en el mercado internacional.

Este cigarro, por su intensidad, aroma y calidad, se ha ido adentrando en el gusto de los conocedores, que lo van reconociendo como un verdadero habano con “Denominación de Origen”

El último lanzamiento, Vega Fina by Seijas 2010, pertenece a la línea Gran Robusto, que está siendo uno de los más solicitados. Cinco años de añejamiento, tienen las hojas que componen la capa, al igual que la tripa y el capote.

Gran Robusto Dominicano, pertenece a una serie limitada y muy deseado en España.

Intenso, fuerte, con aromas seductores que recrean la imaginación del fumador que verdaderamente reconoce un buen tabaco.

De mediana intensidad, combustión uniforme y magnífico tiro, estamos hablando de un señor tabaco, que si fuese a competir por el título de mejor ejemplar, se llevaría el título y se convertiría en Mister Robusto, eso si, que nunca le reserven la coletilla de DOMINICANO.

Aromas a tabaco supremo, a madera, su capa aporta sensaciones tan especiales como unas dulces pinceladas, algo terrosas, algo ahumadas, lo comparo con un beso, apasionado, deseado, apretado, glorioso despertando los sentidos.

Toda una cadena de sensaciones especiales a lo largo de una fumada intensa y satisfactoria.

Esta maravilla de cosecha dominicana, ha sido presentado en Valencia, para que los españoles no se queden sin probar la gloria de un dominicano puro.

Su nombre, Seijas, lo lleva con orgullo en honor de Don José Seijas, como quien dice, espíritu emprendedor y todo en Vega Fina, el ingeniero-tabaquero dominicano, del que debemos sentirnos orgullosos porque le ha dado un nombre internacional al tabaco dominicano.

Seijas es un amante consuetudinario de los cigarros Premium, no podía ser de otra manera.

1 comentario:

  1. Una entrada interesante para los amantes del tabaco bien puro.
    Un gusto leerte, querida Miuris.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar