sábado, 12 de enero de 2013

Desencuentro



 
Al final de todos los caminos,
desde el inicio de todos los instantes
y el nacimiento de todos los proyectos.

Desde que el mañana y el ayer devoraron el presente,
desde entonces y para siempre,
laberinto y destino,
son una sola carne.

Y nosotros,
cada cual buscando una salida,
nos perdimos en un interminable
desencuentro. 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...