lunes, 21 de enero de 2013

A veces...



 

A veces te encuentro,
otras te presiento,
pero te pierdes siempre,
te diluyes en el fondo de no sé dónde.

Me agravias, me lesionas,
no lo notas lo sé, no lo  percibes,
yo sin embargo siento
esa subliminal descarga de tu ser.

Y entre  una y otra, intento sonreír
para que nadie note en mi mirada,
la liquidez que me impide ver el sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Brindis!

Esta es la mejor cosecha, el brindis exquisito de las letras.