Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

martes, 29 de enero de 2013

Bicentenario de Orgullo y Prejuicio



 

Dos siglos se cumplieron ayer de que Elizabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy, se decidieron a enfrentar juntos en la ficción, el orgullo de clase de uno y los prejuicios de la otra.
“Orgullo y Prejuicio” salió a la luz el 28 de enero de 1813, sin que se mencionara el nombre de su autora, ya que fue presentada como   una obra anónima.
La novela  es obra de Jane Austen, ha sido llevada al cine y debido a sus innúmeras ediciones, es una de las más conocidas de la literatura inglesa.
La trama está basada en la descripción de la vida de un grupo de jóvenes en un campo cercano a Londres, en el centro de la cual se encuentra la familia Bennet con cinco hijas en edad casadera, entre ellas Elizabeth.
Son protagonistas de esta historia que celebra su bicentenario, Elizabeth Bennet, segunda hija del matrimonio compuesto por los señores Bennet, 21 años, inteligente y simpática y Fitzwilliam Darcy es el galán masculino, rico, tímido…inteligente aunque de vez cuando, sorprende con giros de arrogancia y orgullo que le hacen considerar a Elizabeth socialmente inferior.
El prejuicio de ella y el orgullo de él, conforman una trama interesante que mantiene atrapado el interés hasta el final, ya que con esta novela, Jane Austen, logra transmitir una imagen casi perfecta de la sociedad británica de la época.

No hay comentarios:

Publicar un comentario