lunes, 3 de septiembre de 2012

Rayos de luna


Clavada en tu piel,
recorro los caminos, por donde tantas veces,
mis manos transitaron.

Me estremezco,
sumergida en la noche, busco en la oscuridad,
el amparo de un rayo de luna,
el mismo acaso que tantas noches nos cubrió.

Miro, busco, sueño,
todo mi ser es una rebelión,
le pregunto a la luna donde estás, porque te has ido.

Siento sobre mi piel un ardiente rubor,
es como si la luz de plata me quemara,
parece que quisiera hablar a mis sentidos,       
me quema su contacto.

El fulgor de la luna me golpea, araño tu recuerdo,
siento como si una fuerza me empujara a ser libre,
acatando una voz sin palabra que grita en mi interior,
tiembla mi cuerpo, estoy desnuda!

La noche, la luna, el viento, todos saben de ti,
pero yo nada soy, ni nadie,
seguiré sin saber, porqué, ni adonde fuiste,
total si nada importa ya.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...