domingo, 30 de septiembre de 2012

Simplemente una mujer





La fantasía a veces me hace pensar

como sería la vida,

si ésta solo fuera una eterna poesía.

Seríamos musas etéreas circundadas por dioses

que nos amarían hasta el infinito.

Si nuestro mundo fuese solo el Parnaso,

a cuantos poetas amaría y cuantos me darían su amor.

Si  murieran las noches, el tiempo y las horas,

si acabara el día y no existiera ni principio, ni fin.

Si alba y ocaso fueran un mismo tiempo,

Si no hubiera sol, ni luna, ni estrellas.

Si acabara el beso, las caricias ardientes,

si el amor muriera y unos dioses con manos de hielo

pretendieran amarnos,

Nooo por Dios!

Yo renuncio al Parnaso

 y me vuelvo a la tierra.

Piel, calor y pasión,

escribir poemas con lenguaje de humana,

ser simplemente una mujer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...