martes, 21 de agosto de 2012

Perdón?


 

No, no me pidas perdón,
amar no es un pecado,
ni tú ni yo hemos faltado a la ley del amor.
No pidas más perdón,
o pensaré que tienes miedo,
que te has arrepentido de perderte un momento
y quieres rencontrarse con tu vida vacía.

Perdón de que?

Acaso es un delito desatar la pasión
encadenando los demonios que nos atan?

Perdón es miedo y cobardía
y yo si te amé, lo hice a conciencia,
no hagas que me arrepienta,
porque amar a un cobarde,
no entra en mis proyectos.

1 comentario:

¡Brindis!

Esta es la mejor cosecha, el brindis exquisito de las letras.