domingo, 5 de agosto de 2012

Me rozas, me incitas...



 
Como un soplo de brisa,
me arrullas con tu paso
y te posas sin apenas rozarme,
como si en pleno vuelo,
mil alas transparentes de libélulas,
disimuladamente,
dejaran en mi piel una humedades de besos.
Resabios de caricias 
me perturban, me alteran,
se que eres tú,
solo tú, puedes aguijonear sin tocar,
incitar con levedad y fuerza,
repercutir con apenas palabras
que asaltan como llega la sombra,
cuando huye el crepúsculo,
 dando paso a la noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...