viernes, 10 de agosto de 2012

Estréchame, enciérrame


Hazme un nido en tu pecho,
un hueco donde guarde toda la ternura,
estréchame muy fuerte y enciérrame en tus brazos,
es la única cadena que mi piel necesita.

Hazme una guarida cálida, fascinante ,
yo cerraré las puertas y te seduciré,
no podrás resistirte.

Te amaré sin descanso, con pasión infinita,
después serás tu mismo quien cerrará las puertas
y no permitirás que yo me marche.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Brindis!

Esta es la mejor cosecha, el brindis exquisito de las letras.