sábado, 4 de agosto de 2012

Nada!




 

Nada!, ni la tierra que piso,
ni la sonrisa que a veces como mueca,
mueve mis facciones,
ni la lágrima que se el viento seca.

hasta mi sombra, huye de mi
ni la propia tierra que está bajos mis pies,
ni siquiera, la mirada que ausente se dispara
y se escapa de mi.

Casi ni el pensamiento, ni la brisa, ni el sol, ni el mar,
nada de nada,
ni yo misma soy nada,
nada es mío, nada me pertenece.

Todo es del tiempo, 
y el tiempo también es nada
a única verdad, es la nada absoluta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...