Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

viernes, 31 de agosto de 2012

Septiembre


 


Has llegado y casi ni te noto, si alguien no te nombra y no veo que escriben sobre ti, no me habría dado cuenta.
Ay ay, ay septiembre, será que ya no me dices nada?
Puede que si, puede que no, lo cierto es que llegaste y tu llegada de ninguna manera me es indiferente, tal vez conscientemente quise ignorarte, o es posible que me encuentres en circunstancias tan especiales, que por una u otra razón, me pases, simplemente inadvertida.
Pero como olvidarte si te llevo en la sangre, cómo hacer que no llegas, si ya desde mucho antes de arribar, te sentía en mi piel, me miraba al espejo y buscaba en mis ojos, la huella que has dejado.
Te sigo imaginando entre hojas caídas, te recreo en la lluvia escarchada de sol, como un rocío instalado en silencio, apenas perceptible.
No te puedo culpar de traer añoranzas a mi vida, porque cuando llegaste, ya estaba sumergida en un mar de nostalgia, vendaval de recuerdos, avalanchas de colores de otoño, nubes doradas que vienen a provocar mi fantasía.
Septiembre de morriñas, de ocres atardeceres, de solecitos de oro, de quiméricas rutas, de sueños que persisten, de besos que se han dado, otros que viven en el profundo anhelo de cosas que están ahí y al parecer se han ido.
Caricias, vaguedades, septiembre es antesala, preludio, realidad, entelequia.
Ay septiembre, parece que fue ayer que te marchaste y otra vez has llegado y alborotas con sonido de viento que desnuda, ruido de alas de mariposas en vuelo, libélulas que al sol lanzan sus transparencias, reflejando en sus alas un sol cansino y triste.
Me quedo con tus flores, con tu aroma de caracola enterrada en la arena, cortaré un haz inmenso en el véspero ocre, tómalo, es para ti, que mas puedo decir, bienvenido septiembre.   
Leer más...

jueves, 30 de agosto de 2012

Ámame esta noche


Como si fuera la última vez,
como si el mundo acabara mañana,
igual que si la noche y el día se fundieran
y todo terminara.

Semejante a un cataclismo,
como el naufragio de la luz en la sombra.

Así ámame esta noche,
como si en un instante,
se acabaran nuestras vidas.

Y a nuestra piel estrujamos confusos,
pretendiendo plasmar en un instante,
lo que en toda la vida,
dejamos escapar.


Leer más...

Todo



Todo el amor, todo el dolor, todo el placer,
la angustia, la ansiedad, la soledad.

Todas las desazones, los delirios y anhelos,
la impaciencia, la calma y la tormenta.

Todo el camino, el descanso, la tregua,
utopías y sueños, ansias y desencantos.

Todo lo padecí, todo lo batallé,
tropezando, cayendo, soportando.

Después contuve miedos, turbaciones, recelos,
y me hice dueña de la fuerza que me dio libertad
para ser ama absoluta de toda mi voluntad.


Leer más...

miércoles, 29 de agosto de 2012

Despiste?




 

Probablemente volvamos a encontrarnos,
tal vez tu te des cuenta de que pasé por tu lado,
yo en cambio es posible,
que en mi eterno despiste, no repare en ti.

Porque a decir verdad, ni tu cara recuerdo
y ahora que lo pienso,
ni tu voz, ni tus ojos,
mucho menos tu nombre,
nada de ti hay en mi, tampoco en mi recuerdo.

Asi que estoy segura,
de que si alguna vez,
volviésemos a vernos,
tu serías simplemente,
alguien de que ni cerca ni lejos,
dijo algo a mi vida. 
Leer más...

martes, 28 de agosto de 2012

Mea Culpa


Me condeno,
porque yo misma me he castigado,
me auto sanciono,
porque durante mucho tiempo me sentí violentada
y no puse remedio.

Me juzgo, porque me herí sin puñal,
me castigué sin látigo
y a sabiendas, mis labios silenciaron.

Me gravo porque no estando loca,
consentí, enmudecí, toleré
y soporté aunque sin sumisión,
que el viento estéril del desierto,
plantara en mi jardín,
su árida simiente.

  
Leer más...

sábado, 25 de agosto de 2012

No se porqué...



No me pregunten como, ni porqué,
ni yo misma lo se.

Ni yo entiendo
porqué siento que en el alma tanto frío.

Llueve o está nublado?
No lo se.

Entran por mi ventana
las luces tenues que el ocaso va dejando.

No se porqué se clavan en mi piel,
me estremecen, me confunden.

Confluyen en mi yo remolinos
de pájaros que vuelan, vientos, nubes,
rayos de luna y sombras.

Es como un laberinto en que me pierdo,
no se porqué, no lo puedo entender.
Leer más...

Leer más...

Muere Neil Armstrong


“El destino ha ordenado que los hombres que fueron a la Luna para explorar en paz permanezcan en ella para descansar en paz. Estos valientes hombres, Neil Armstrong y Edwin Aldrin, saben que no hay esperanza para su recuperación. Pero también saben que hay esperanza para la humanidad en su sacrificio.
Estos dos hombres pierden la vida por el más noble objetivo de la humanidad: la búsqueda de la verdad y la comprensión. Serán llorados por sus familiares y amigos; serán llorados por su nación; serán llorados por los pueblos del mundo; serán llorados por la Madre Tierra que se atrevió a enviar a dos de sus hijos hacia lo desconocido.
En su exploración, agitaron a los pueblos del mundo para sentirse como uno; en su sacrificio, unieron más estrechamente la hermandad de la humanidad. En la antigüedad, el hombre miró y vio estrellas en las constelaciones a sus héroes. En los tiempos modernos, hacemos lo mismo, pero nuestros héroes son hombres épicos de carne y hueso.
Otros los seguirán, y seguramente encuentren su camino a casa. La búsqueda del hombre no será negada. Pero estos hombres fueron los primeros, y que seguirán siendo los principales en nuestros corazones. Para cada ser humano que mire a la Luna en las noches venideras sabrá que hay un pedazo de otro mundo que es humano para siempre”.
El discursito, especie de epitafio anticipado, toma sentido hoy luego de más de cuarenta años, con la muerte de Amstrong.
Neil Armstrong,  primer hombre en pisar la Luna,  fallece a los 82 años a las 20.42 hora de España, durante su período de convalecencia tras la operación de bypass coronario a la que fue sometido el pasado 8 de agosto.
El astronauta comandó el Apollo 11, la misión que logró con éxito poner pie en el satélite el 20 de julio de 1969. En el momento histórico dejó su frase para la posteridad: «Un pequeño paso para el hombre pero un gran salto para la Humanidad». Los astronautas Buzz Aldrin y Michael Collins fueron sus compañeros de viaje.
El discurso fue escrito por William Safire, con la idea de si acaso fracasaba el proyecto, engavetado ante el éxito de la misión, desempolvado hoy ante la muerte del protagonista de la expedición.
Leer más...

jueves, 23 de agosto de 2012

Los poetas



 
Adonde va un poeta, 
quien habla de poesía, 
que hacen los poetas, de que hablan.

Son constructores de sueños,
habitantes de un mundo
que ni les pertenece,  ni les entiende.

Quienes son los poetas, 
que hacen adonde van sus pasos.

Moran en una nube,
se alimentan de estrellas
y en su vendimia,
mosto y vino de sangre,
moja sus labios secos.

Leer más...

Algo



 
Algo se rompió en mi,
algo que ni yo misma se,
solo sé que un crujido me despertó una noche,
que mi cuerpo temblaba y lloraban mis ojos.

Después no supe más,
acallaron los ruidos,
y tan solo se oía el murmullo
de gotas que caían.

Yo pensé que llovía, o que como amanecía,
caían gotas de rocío,
pero me equivoqué,
era que con mi llanto, brotó un manantial
y en su fondo yacía mi roto corazón.
Leer más...

miércoles, 22 de agosto de 2012

Volverás?


 
Te Espero aún,
como antes, como siempre.
Todo está igual,
la misma puerta, tus cosas ordenadas,
tus libros, tu sillón…
Te espero porque se que vendrás,
volverás como si fuese ayer,
como si el tiempo no pasara
y nos hubiésemos dicho hasta luego.
No temas,
no voy a preguntarte nada,
ni reproches, ni quejas,
sólo te miraré a los ojos
y en tu mirada,
leeré la verdad que hay en tu alma.
Leer más...

martes, 21 de agosto de 2012

Perdón?


 

No, no me pidas perdón,
amar no es un pecado,
ni tú ni yo hemos faltado a la ley del amor.
No pidas más perdón,
o pensaré que tienes miedo,
que te has arrepentido de perderte un momento
y quieres rencontrarse con tu vida vacía.

Perdón de que?

Acaso es un delito desatar la pasión
encadenando los demonios que nos atan?

Perdón es miedo y cobardía
y yo si te amé, lo hice a conciencia,
no hagas que me arrepienta,
porque amar a un cobarde,
no entra en mis proyectos.

Leer más...

domingo, 19 de agosto de 2012

Este amor


 
Este amor que nos damos
no tiene precio, ni olvido,
no  es cobarde, ni conoce el engaño.

Este amor que nos une,
es bronce puro,
soportó el fuego vivo sin torcer ni una rama
y es a la vez ternura que conmueve.

Este amor que retó las barreras de todo lo imposible,
no conoce temores, no ha sorbido la hiel del desengaño
y ha libado las mieles de tantos desafíos,
que a nada teme nunca.

Este amor es victoria, es renacer,
es batalla ganada al infortunio
y es pasión que no puede crecer más
porque se hizo gigante día a día.
Leer más...

Ojalá


 
Si alguna vez me llamas,
si alguna vez me buscas,
si llegara el momento en que te dieras cuenta
que algo dije a tu vida,
ojalá no sea tarde,
ojalá no suceda cuando lejos me encuentre
y de ti ni tu nombre, ni menos tu presencia,
me interesen.

Leer más...

viernes, 17 de agosto de 2012

Después...



 

Lo haré después,
no corre prisa,
después lavaré los borrones que ha dejado el tiempo,
luego me miraré al espejo y contaré una por una las huellas de la vida.

Si, tal vez mañana,
o después, cuando no quede nadie, ni nada,
cuando ya ni el recuerdo esté presente,
cuando ni yo misma me entere de quien soy,
donde estoy, porqué estoy.

Será después,
cuando no haya remedio, ni tiempo, ni esperanza,
cuando me de igual que sea noche o día,
y recoja a mi paso los restos que me han dado
para arrojarlos lejos,
sin precisión ni fuerza,
con la sola intuición de que algo tuve,
pero nunca fue mío.
Leer más...

jueves, 16 de agosto de 2012

Abejas en mi jardín






 Esperarte, seguirte, soñarte,
crear con tu esperanza, mi mundo.
Idealizarte, buscarte,
hacer de mi fe en ti, un credo.

Ayer regué mis sueños con la ilusión de amarte,
hoy son tantas mis flores que al cortarlas,
mis brazos no alcanzan a encerrarlas.

Su aroma riega mi jardín,
sus colores no contienen invierno,
un enjambre de abejas soñadoras anidan en mi polen
y tan dulce es la miel,
que mi jardín no tiene noche, ni sombra,
es todo luz.    




Leer más...

La Restauración


 
El 16 de agosto, los dominicanos conmemoramos un  aniversario más del inicio de los actos bélicos, que dieron como resultado, una contienda por la restauración de la Republica Dominicana, cuya independencia había sido proclamada el 27 de febrero de 1844.
 Desde su fundación, la independencia estuvo amenazada por las luchas internas entre los fundadores y otros  grupos que protagonizaron contundentes actos de presión que terminaron por romper la incipiente libertad del pueblo dominicano.
A las luchas de intereses entre los dominicanos, se sumaron invasiones, amenazas y presiones de los haitianos, que abogaban por la unificación de la isla, basados en falsos alegatos que según ellos, les otorgaba el Tratado de Basilea.
Francia, España, Inglaterra y Estados Unidos de América, ejercían presiones en contra de la soberanía nacional y en apoyo a los grupos anti restauradores, ya que pretendían mantener en territorio dominicano, defensas armadas para llegado el momento, atacar a otras potencias.
En el caso de los haitianos, ya que ellos sólo querían esa parte de la isla para evitar que cayera en manos de alguna de esas potencias y en caso de verse atacados, dar a Quisqueya como botín de guerra, en un eventual acuerdo de paz.
En este estado de  inestabilidad social, política y económica y en medio de los constantes cambios de gobernantes y el revanchismo político, el país pasó sus primeros años de vida republicana, hasta que el 7 de julio de 1857, estalló en el Cibao, un movimiento conocido en la historia dominicana como la Revolución de Julio que terminó con el derrocamiento del segundo gobierno de Buenaventura Báez y abriendo el camino para el tercer y último gobierno de Pedro Santana.
En 1860 empieza a germinar la anexión a España, apoyada en una antojadiza exposición que escribió Santana a la reina Isabel II, en la que argumentaba entre otras cosas, que el hecho de tener el mismo origen, religión y costumbres "nos inclinan a desear encontrar esa estabilidad en una más perfecta unión con la que fue nuestra madre patria que la que existe y seguramente nos presentará mejor oportunidad que las que ofrecen hoy las circunstancias".
Como resultado de esta solicitud, llegó a Santo Domingo el general español Gutiérrez de Rubalcaba para estudiar la situación y rendir un informe, que fue favorable a la petición de anexión y Santana procedió a someter las bases en que debía apoyarse la anexión especificando una serie de cánones que jamás fueron acatados.
Para las primeras horas de la mañana del 18 de marzo de 1861, Pedro Santana convocó al pueblo a la plaza de la catedral, hoy parque Colón, para darle oficialmente la orden de bajar la bandera dominicana, para izar el pabellón español y entre las proclamas y argumentos en el acto de entrega, Santana exclamó:
"España nos protege, su pabellón nos cubre, sus armas impondrán a los extraños, reconoce nuestras libertades; Y juntos las defenderemos, formando un solo pueblo, una sola familia, como siempre fuimos; Juntos nos presentaremos ante los altares que la madre patria erigiera".
Tras períodos de verdaderas crisis para los dominicanos de ese tiempo,  a guerra decisiva para Restauración, se produjo el 16 de agosto de 1863. Acontecimiento que nos devolvió la soberanía que jamás debemos permitir que vuelva a sucumbir.
Leer más...

miércoles, 15 de agosto de 2012

Escríbeme





Escríbeme,
no te importe saber que no tendrás respuesta,
tu solo escríbeme,
dime en tus letras lo que callan tus labios.

Escríbeme siempre,
cada día,
porque una letra tuya es pan para mi alma,
no dejes que el olvido arranque de tus dedos,
tu ilusión de escribirme.

Mañana, esta noche, al caer la tarde, siempre,
con delirio acudo presurosa
a hurgar bajo el umbral de mi puerta,
tu carta que es mi vida.
Leer más...