Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 15 de agosto de 2012

Escríbeme





Escríbeme,
no te importe saber que no tendrás respuesta,
tu solo escríbeme,
dime en tus letras lo que callan tus labios.

Escríbeme siempre,
cada día,
porque una letra tuya es pan para mi alma,
no dejes que el olvido arranque de tus dedos,
tu ilusión de escribirme.

Mañana, esta noche, al caer la tarde, siempre,
con delirio acudo presurosa
a hurgar bajo el umbral de mi puerta,
tu carta que es mi vida.

1 comentario:

  1. Cuando uno escribe siempre espera respuesta. Es natural. En estos casos no importa mucho. O sí.¡FELICITACIONES !! Me gusta como escribes. Está bueno leerte. ¡MUCHA LUZ !

    ResponderEliminar