domingo, 29 de abril de 2012

Inevitablemente



Soy la que en cada instante te recuerda,
la que se apega a lo vivido, a la esencia de ti.
Soy la que aunque vaya y venga,
Siempre estará presente donde estés.
La que entre rosas y cadenas, 
libera el alma para darte en ella su aliento
La de largos silencios y a veces largas rebeliones,
la de siempre, silente o no,  caprichosa o constante,
inevitablemente siempre tuya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...