Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 30 de septiembre de 2012

Simplemente una mujer





La fantasía a veces me hace pensar

como sería la vida,

si ésta solo fuera una eterna poesía.

Seríamos musas etéreas circundadas por dioses

que nos amarían hasta el infinito.

Si nuestro mundo fuese solo el Parnaso,

a cuantos poetas amaría y cuantos me darían su amor.

Si  murieran las noches, el tiempo y las horas,

si acabara el día y no existiera ni principio, ni fin.

Si alba y ocaso fueran un mismo tiempo,

Si no hubiera sol, ni luna, ni estrellas.

Si acabara el beso, las caricias ardientes,

si el amor muriera y unos dioses con manos de hielo

pretendieran amarnos,

Nooo por Dios!

Yo renuncio al Parnaso

 y me vuelvo a la tierra.

Piel, calor y pasión,

escribir poemas con lenguaje de humana,

ser simplemente una mujer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario