martes, 23 de julio de 2013

“LA MARIPOSA Y YO”




 

La mariposa sabe de vuelo,
yo de vida,
de morder el polvo del camino,
ella abate sus alas
y trepa al infinito,
yo en cambio con las alas rotas,
cuando intento volar, me despedazo.
La mariposa vuela entre nubes
después de haber libado de las flores
su perfume y néctar,
mirando hacia lo alto,
yo quisiera imitarla.
Sin embargo, las cadenas que no marcan mi piel,
sino mi alma,
robando mi energía,
me consumen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...