miércoles, 24 de julio de 2013

Cuando el amor se acaba






Amores que se acaban
y dejan en la piel como una sacudida,
la rara sensación de no haber sido,
o la certeza de su paso
cuando sentimos el dolor de su herida.

Amores que tal vez no pasaron de ser una emoción,
o fueron simplemente,
un deseo fugaz de volar otros cielos,
que al tiempo de rozar,
se nubló dejando tras de sí,
una borrasca.  

Lo que era luz,
de sombras se llenó,
se marchitó la flor,
sin color ni perfume,
dolida, se secó en el jarrón.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...