miércoles, 31 de octubre de 2012

Pásenlo... de miedo!





El nombre se usó por primera vez en el siglo XVI, es una derivación escocesa de AllHallows Even”, palabra inglesa que significa “víspera de todos los santos”.
La festividad, se origina entre los célticos  que le llaman Shamhain, derivada a su vez del irlandés antiguo, cuyo significado es fin del verano. Los británicos a su vez festejaban un evento similar que llamaban y disfrutaban a su manera.
Los antiguos celtas pensaban que llegado el Shamhain, la línea que une al más allá con este mundo, se estrechaba de tal manera que los espíritus la traspasaban, volviendo a estar en cointacto con lo que habían dejado.
También los romanos marcaron su huella en esta festividad, ellos trataron de cristianizarla suplantándola por otra de corte cristiano el Día de todos los Santos, considerando que existían demasiadas festividades paganas.
En 1840, la celebración invade Estados Unidos donde quedan tan arraigadas sus raíces, que es hoy en día el lugar donde con más entusiasmo se vive Halloween, desde allí se ha expandido a otros países que la han adoptado como propia dentro de sus fiestas.
Sin embargo, hay que destacar que la calabaza, un símbolo muy característico de Halloeen, fue un aporte de los inmigrantes irlandeses, quienes durante la gran hambruna, transmitieron dicha versión, tallando sobre la calabaza, ojos y boca con una vela dentro, Jack-o’-lantern, que traducía mas o menos calabaza hueca con luz.
En 1921, fue realizado el primer desfile de Halloween en Minnesota, a partir de entonces la festividad fue instituida y celebrada, llegando hasta nuestros días.
Países de América Latina y Europa, celebran esta noche Halloween, un fallido encuentro entre este mundo y el más allá, una parodia en la que muchos encuentran diversión disfrazándose de la manera más grotesca y “sangrienta”, pretendiendo representar mediante esos atuendos, al mundo de los muertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...