miércoles, 17 de octubre de 2012

Un no se que...


 
Hay un algo, un no se que, una inquietud que voy dejando postergada y que me deja demorada en el tiempo, suspendida en un lugar ignoto, es un limbo, infierno, cielo, un trozo de la tierra, no lo se.
Solo se que me convierte en una autómata visionaria, a la  caza de los sueños y aunque muchos de éstos son pesadillas o puras quimeras, continúo alucinada, sobre mi van cayendo las hojas desprendidas de los árboles, las flores marchitas que ya no tienen cabida en el jardín.
Me inunda una lluvia de rocío, son minúsculas gotas que parecen quemar la piel al rozarla, la marcan, la castigan.
Un no se que se mueve en mi mente, la disipa y pervierte, me hace víctima de un vendaval que estremece, apasiona, desquicia.
Más que caminar, vuelo, levito y soy una mariposa más de las tantas que pueblan los caminos, vuelo alto, voy tras una estrella, me llama su luz que se desmenuza en puntitos luminosos, se amontonan y me irradian.
Me motivan y sin poder evitarlo, empiezo a escribir en el aire, como un globo, caigo sobre el montón de letras que cayeron de mis manos, tengo sueño, solo quiero dormir.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...