martes, 23 de octubre de 2012

 
No es que huya de mi, es que es impredecible y caprichosa, aparece cuando le da la gana, es inoportuna la condenada, a veces cuando llega, lo hace en el momento menos apropiado.

Ella se dice mi amiga, mentirosa! Le gusta excitarme y dejarme encendida, o es sádica, o desconoce el peligro que significa este ir y venir, me roza a veces, en ocasiones me llama, siento que toca mi epidermis y ¡zas! Apenas intento captarla, vuela como una mariposa, logro tocar levemente sus alas y solo me deja esquirlas de polvo que sacudo con rabia.

Atrevida y embaucadora, consciente de su hechizo sigue su vuelo, se posa junto a mi en la cocina, en el salón, cuando voy por la calle y detecto cualquier motivo por el cual puedan entrarme ganas de llamarle, me asalta en mi cama, se mete bajo mis sábanas, comparte mi almohada y me enerva con su aroma.

Pero otra vez se marcha mucho antes de que yo pudiera descargar en ella mi deseo, apagar la llama que me consume, que mala es por Dios!

No se apiada de mi, no se da cuenta que soy un vendaval, que llevo dentro de mi inquietudes y ganas de gritar mis rebeldías, que asirme a ella es la única manera que tengo de calmar el calor de mi sangre.

En ella desahogo mis sueños, engarzo mi esperanza, edificando en mi connubio esos castillos de arena que luego arrasan las olas.

Que quien es ella? No me digan que no lo adivinan o acaso ya estaban pensando mal de mi, nooo por favor, ni me lo digan, pero que mal pensados son.

Ella es la inspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...