martes, 31 de julio de 2012

Ven a mi



Donde estás, de donde eres,
En que lugar moras alma cristalina
que reflejada en la luna de plata de mi yo,
te afloras a mi vida para huir dejándome a oscuras.
Te asomas al umbral dejando apenas una leve huella,
un resquicio, la fugaz estela de que existes,
pero no se ni donde, ni porqué,
eres quizás un vuelo de paloma, 
un espíritu tan sutil que ni el aire te roza, 
tan impalpable, que ni en sueños te toco.
Ven a mi, 
aparece en medio de la noche,
cuando el letargo me consume 
y comulga mi alma a solas con la nada, 
refléjame en la hondura de tus ojos,
aunque al verte ante mi, 
se extingan mis latidos
y mis ojos ya no vuelvan a abrirse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...