miércoles, 11 de julio de 2012

Levitando


  

Varada en la mitad del tiempo,
sobrevolando en sueños otros mundos,
levitando sin sentido.
Una nube es mi nave,
una rosa mi escudo,
voy dejando en medio del camino los escollos,
rémoras negativas que me dañan.
A mi espalda, un costal de pedazos de esperanza,
percudido y ajado,
de puras ilusiones regresado, de sueños despertado,
agotado de arañar anhelos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...