viernes, 20 de julio de 2012

El camino de la conciencia



 
Este frío y dolor,
esta certeza de saber que somos pasajeros de un tren
que pasa raudo,
hacia una estación que ignoramos dónde está,
la incertidumbre de no saber cuando ni dónde,
guiados tan solo por el albor  de la conciencia,
ella nos llevará a los confines que marque
su color, si es blanca, un camino de luz,
si es negra, sombra y niebla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...