viernes, 13 de julio de 2012

Esas heridas




Heridas que dejan cicatrices,

son heridas del alma que en la piel dejan marcas,

huellas del pasado o de hoy,

que se han escondido

entre agujeros ocultos que perduran.

Son como gotas de rocío que asoman a la faz,

quemando como el fuego, lágrimas de dolor.

Esas heridas que en apariencia sanan,

no cierran sin embargo,

son como documentos que jamás se han firmado,

permanecen vigentes y son como un contrato

entre la vida y el ayer que encadenan el hoy.

2 comentarios:

  1. Qué bien expresas el dolor del olvido, precioso poema y profundos cersos.
    Saludos afectuosos.
    Leonor.

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...