Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

viernes, 15 de octubre de 2010

Mariposa viajera


Mariposa sin rumbo,

volaste a otro cielo

y al marchar me dejaste

marcadas las manos con tu polvo.

Mariposa viajera,

ya perdí los destellos

que del sol reflejados, recogí en tu vuelo,

vuelve ya,

deja ya de volar y pósate en mis manos,

no ves que solo miro al cielo

buscándote entre nubes,

no sabes que te espero,

que son largos los días,

que el tiempo

ha secado el polvillo que arrojaste al volar.

No entiendes mariposa,

que te espero para volar contigo.

4 comentarios:

  1. lindo poema con mucho sentir... en la espera de esa mariposa que viaja y aun no llega a posarce en el cielo y poder llegar a tocar a tu lado y que viajen juntos al amor...

    saludos
    linda semana amiga
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Volar como una mariposa..deja de volar y posate en mis manos.. que bonito Miuris....Me acuerdo la cantidad de mariposas que haabia cuando era pequeña..ahora no veo tantas..me acuerdo tambien de esas que eran negras con lineas blancas......Muy mágico tu poema..encantada Miuris....un abrazo y que tengas un hermoso fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Gracias Poeta, usted tan generoso, siempre con palabras amables para mi.

    Que tenga usted un buen fin de semana Poeta del Cielo.

    Un cordial abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues igual me pasa a mi, recuerdo que cuando niña, cometía sin darme cuenta un acto de maldad con las mariposas, las metía dentro de una cajita y las encerraba, que mala soy por Dios.
    Me encantan las mariposas.

    Gracias amiga por tus palabras y por adornar estas vendimias con tu presencia.

    Un abrazote y un fin de semana super.

    ResponderEliminar