Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

martes, 23 de octubre de 2012

 
No es que huya de mi, es que es impredecible y caprichosa, aparece cuando le da la gana, es inoportuna la condenada, a veces cuando llega, lo hace en el momento menos apropiado.

Ella se dice mi amiga, mentirosa! Le gusta excitarme y dejarme encendida, o es sádica, o desconoce el peligro que significa este ir y venir, me roza a veces, en ocasiones me llama, siento que toca mi epidermis y ¡zas! Apenas intento captarla, vuela como una mariposa, logro tocar levemente sus alas y solo me deja esquirlas de polvo que sacudo con rabia.

Atrevida y embaucadora, consciente de su hechizo sigue su vuelo, se posa junto a mi en la cocina, en el salón, cuando voy por la calle y detecto cualquier motivo por el cual puedan entrarme ganas de llamarle, me asalta en mi cama, se mete bajo mis sábanas, comparte mi almohada y me enerva con su aroma.

Pero otra vez se marcha mucho antes de que yo pudiera descargar en ella mi deseo, apagar la llama que me consume, que mala es por Dios!

No se apiada de mi, no se da cuenta que soy un vendaval, que llevo dentro de mi inquietudes y ganas de gritar mis rebeldías, que asirme a ella es la única manera que tengo de calmar el calor de mi sangre.

En ella desahogo mis sueños, engarzo mi esperanza, edificando en mi connubio esos castillos de arena que luego arrasan las olas.

Que quien es ella? No me digan que no lo adivinan o acaso ya estaban pensando mal de mi, nooo por favor, ni me lo digan, pero que mal pensados son.

Ella es la inspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario