Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 28 de octubre de 2012

Feliz domingo

 
Este domingo rompe todos los patrones, amanece con una luz que se proyecta en nuestro yo más interno y nos renueva.

Este domingo resarce de días recientes pasados en angustia por cualquier dilema, de noches de insomnio, este sol de hoy seca las lágrimas que por cualquier motivo hayan brotado, esas que muchas veces incontrolables nos invaden y este aire reconfortante enjuga la humedad de las mejil
las.

Este domingo invita a salir, a cantar y bailar, caminar mirando hacia adelante, evadirnos por un momento de todo aquello que arañe el alma y reír así con la boca repleta para que almacenemos la luz y la usemos cuando nos falte.

Sevilla este domingo salva a España de la nostalgia y del desamparo que se alberga en los hogares andaluces por tantas vainas que tienen encima.

Sevilla hoy es como tantas veces lo ha sido, en el pasado lejano y en otro que no anda muy lejos, es puerta de luz, de alegría.

Demos hoy un golpe de Estado a la casa, al sofá y a la manta, huyamos, caminemos, vayamos al centro, al campo o simplemente caminemos bajo este cielo rabiosamente azul que tanto me está haciendo evocar mi propio cielo siempre azul, aunque el firmamento jure destruirnos. 

Buen domingo sevillanos, gaditanos, españoles en general, dominicanos, buen domingo Miami, feliz domingo América y universo entero.

1 comentario:

  1. La única cosa que odio de un Domingo es que al siguiente día es Lunes. Un abrazo

    ResponderEliminar