Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 7 de julio de 2012

Soy Cristóbal Colón




Yo soy la reencarnación de un Cristóbal Colón innovador y revolucionariamente moderno, no soy navegante sino aeronauta y mi nuevo reto ahora, es descubrir nuevos caminos que al inversa de aquellos de ayer por el océano me permitan trazar nuevos caminos, esta vez no busco un nuevo continente, sino una ruta más corta para acercar dos mundos.


Tengo todo el arrojo que hace falta para lanzarse a la aventura, para situada en el mismo lugar de aquella vez, trazar una ruta aérea más cercana, que llegue precisamente hacia el mismo sitio al que llegaron las carabelas del descubrimiento.

Seré la super aeronauta creando un diagrama del espacio, acorte mediante líneas seguras, la distancia aérea que media entre dos continentes a los que estamos unidos por lazos de sangre y amor.
Que desde Sevilla surja, igual que aquella vez, la revolucionaria expedición, no desde el mar, sino por el aire, forjaré este proyecto haciendo realidad todo lo que de fantasía exista en él y a bordo de una como única nave, bordeando el Guadalquivir y el océano, me elevaré y perdida entre las nubes, voy a arañar el espacio dejando formada la ruta, con huellas que jamás se borren.
Mas cerca del cielo, mirando al mar desde lo alto, arribando al paraíso, una vía de ida y vuelta donde el amor sea pasajero de primera clase, donde se confundan himnos y banderas y se levanten verdaderas murallas de amor edificando la pasarela que nos lleve y nos traiga, no será el puente hacia el infinito, será en cambio, el puente que nos permita una más estrecha convivencia unidos por lazos más fraternos. 

1 comentario: