Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 21 de julio de 2012

Indudablemente



 
Me habría gustado tanto que me preguntaras como estoy,
habría sido hermoso que alguna vez me dijeras un te amo,
que me escribieras un poema, que me dedicaras una canción.
Yo te cuento mil cosas,
aventuras sin forma, tonterías gestadas por mi mente atrevida,
te hago un mapa de mis días y noches,
casi me ignoras, me arrinconas,
casi estoy segura de que para nada, me necesitas.
En el ir y venir del tiempo,
mi mente se detiene en el punto exacto donde sé 
que voy a encontrarte,
al tenerte frente a mi,
miro la hondura de tu mirada,
como loca me lanzo a hurgar en ella,
pero no me encuentro en el brillo de tus ojos, 
no habito allí, pienso entonces,
que si no estoy, es porque llevas en un mejor lugar,
si, indudablemente vivo en tu corazón
y me consuelo a mi misma con esa insensata deducción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario