miércoles, 22 de mayo de 2013

Una mujer







Mis manos rozaban la leve tersura de tu pelo,
palpitaba en mis labios un beso,
otro beso y otro más nos dimos.

Cruzamos el umbral de la piel,
dos cuerpos, eso fuimos,
yo quizás te quería
o quien sabe si solo con mi eterna manía,
seguía enamorada del amor. 

Sabía que de ti nada podía esperar,
a pesar de todo,
 quise enseñarte lo que es una mujer.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...