jueves, 16 de mayo de 2013

Manolo Galván ha muerto





Que dolor que hayas marchado, que dolorosa deuda de un banco que ni condona ni olvida a sus deudores que componemos este panorama mundial de leyes tan crueles como esta de obligarnos a despedir hoy a Manolo Galván, al que nosotros mismos, usted o cualquier otro en un instante, sin darnos tiempo a despedidas, nos arrancan la existencia.

Hoy no se ha levantado Manolo, le habrán elevado para dejarlo en su póstuma cámara, la que le albergará de ahora en adelante para siempre.
Era el cantautor de las cosas dolientes y cotidianas, de aquellas que despiertan la ternura, la tierra, el abuelo, padre y madre, el amor sobre todo, en todas sus creaciones, amor de mil maneras expresado.
Nacido en Alicante el 13 de marzo de 1947, estrenaba sus 66 años plenos de vivencias y le alcanza la muerte este 16 de mayo en Argentina, país donde residía.
En América tenías que vivir y morir, porque allí te amaban tanto, llenaste tantas épocas en tantas personas que hoy con los ojos secos y un nudo en la garganta, te hacen una despedida subliminal y quizás tu muerte desate en ellos una rebeldía que les lleve como autómatas a escuchar tu música, aunque posiblemente un sollozo de impotencia y tristeza, les sorprenda.
Que más da decir de que moriste, lo más importante es que ya no estarás físicamente, aunque has dejado tanto de ti Manolo, que creeremos que en cualquier momento además de escucharte, veremos tu cara, tu característica barbita, tu figura chiquillo, que bien estabas, los kilos de la edad no se cebaron ni en tu vientre, ni en tu espalda.
Desde los 15 años empezaste a darle a la cantada, a rasgar la guitarra, tu familia se oponía y tu dale que dale, hasta que te impusiste y te marchaste a Madrid, allí te integraste a Sonors y no pasó nada, te fuiste a Málaga entonces y “Los Gritos” fueron tus aliados.
“La vida sigue igual”, “El lamento de tu voz”, “Adiós amor de verano”, ay Manolo esos veranos que siempre quedaban marcados porque algo pasaba en ellos.
“Poema del alma”, “Deja de llorar”, “Te quise, te quiero y te querré”, “Hijo de ramera”, “Por qué te marchas, abuelo”, “Solo pienso en ti”, “Suspiros de amante".
Triunfó en 19 festivales en España y participado varias veces en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, sin embargo, inexplicablemente su muerte en España apenas se ha mencionado, los medios de prensa de América en cambio, han hecho publicaciones especiales del evento.
Que pido para ti que no sea gloria y paz? También flores blancas y tu música Manolo, que el sonido de esas maravillosas canciones que creaste, te acompañen siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...