domingo, 30 de diciembre de 2012

Mi duende



 

Un duende bajo mi almohada,
que se meta en mis venas y revuelva mi sangre
un elfo que me haga cosquillas en el alma
y que siembre emociones en mi piel.

Pido un duendecillo travieso y entrañable,
que me dé mimos,
me hable suavecito y entre besos,
me regale ilusiones.

Que surja de mis fantasías
volviéndose real en mi existencia.

Que en su mirada, pueda leer su amor
y lo sepa tan mío, como yo seré suya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...