jueves, 6 de diciembre de 2012

Filematología????

 

FILEMATOLOGÍA????

Saben que se llama filematología a la ciencia que estudia los besos?
Con razón o no, pudiera pensarse que a un beso no hay que estudiarle nada, solo ponerle pasión, se sienten ganas de darlo o recibirlo, se da, se recibe, buenoooo, aunque no siempre es posible…
Y hablando de besos, parece que su origen es controversial, unos dicen que la succión del feto, es el primer beso, otros afirman, que es el de la madre al recién nacido, hay quienes dicen, que el beso nos lo hereda el hombre del Cromagnon, con su manera especial de ir pasando de boca en boca el alimento a sus hijos.
Los tipos de besos tienen su historia, está por ejemplo el de la codicia y traición, Kamasutra describe tres tipos de besos: El leve roce de labios, es el beso nominal, cuando el labio inferior se mueve y el superior permanece inmóvil, es un beso palpitante y el beso de tocamiento, en el que ambos labios participan involucrando además, la lengua.
En cada cultura, el beso tiene diferente significado, esta demostración de afecto, amor o pasión, tiene diversas connotaciones.
El paso del tiempo, va marcando y cambiando costumbres, entre los persas, antiguamente, era normal el beso en la boca entre hombres de un nivel social semejante.
En Inglaterra, cuando alguien visitaba una casa, besaba a los dueños, a los niños y hasta a los animales, mientras en Escocia, el padre, finalizada la ceremonia nupcial, besaba a la novia y luego la novia debía besar en la boca a todos los hombres presentes, a cambio de esos besos, recibía dinero.
Pobre mujer acabaría con los labios hinchados y sin deseos de besar a su marido, adiós noche de boda.
Era el beso objeto de deseo?
Hasta donde hemos visto, era más bien un ritual, los griegos solo permitían besos en la boca entre padres, hijos, hermanos o amigos muy íntimos, sin embargo, Platón aseguraba “sentir placer besando”, es posible, que con el pensamiento del filósofo, empezara a surgir el beso como objeto pasional entre parejas.
Como nota curiosa, en Indochina, las madres asustaban a sus críos amenazándoles con darles un beso de hombre blanco.
En la época del Renacimiento, se tenía al beso en la boca, como una forma común de saludo. En el siglo XV, los nobles franceses podían besar a cualquier mujer que les apeteciera, abusivos! Mientras en Italia, si un hombre besaba públicamente a una doncella, de inmediato lo obligaban a casarse con ella, no es para tanto!
Vista ya parte de la historia del beso, hablemos un ”chin” sobre algunos besos de los que mucho se habla:
Los esquimales se besan frotando la nariz, o sea, la pareja junta narices y a frotar! Que tontería por Dios.
El beso en la mano, en la mejilla, el que se da a los religiosos en el anillo, puro protocolo.
El beso al príncipe encantado, el de la bella durmiente…el…el…uf, cuantos más.
En la actualidad desde la China, hasta América, desde Europa, hasta Oceanía o  África y aunque una vieja canción dice que un beso es poca cosa, un beso es un beso y los hay que dejan huellas indelebles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...