martes, 29 de mayo de 2012

Radiografía



 
Tu voz,
Mi nombre es música en tu boca,
tu mirada,
Nunca me habían mirado así,
Me dejaste desnuda sin tocarme.
Tus manos,
sensiblemente masculinas,
tocan y hacen volar,
tu boca,
ay tus besos, jamás nadie me había besado de esa manera.
Tu piel,
una descarga de infinita pasión,
me rozas y me turbo,
me tocas y palpito estremecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Brindis!

Esta es la mejor cosecha, el brindis exquisito de las letras.