sábado, 9 de julio de 2011

Han matado a Facundo Cabral

ARCHIVO - En esta foto de archivo del 25 de agosto del 2010, el cantante argentino Facundo Cabral oifrece una conferencia de prensa en la ciudad de México. El cantante fue asesinado a tiros el sábado 9 de julio del 2011 por pistoleros desconocidos cuando se dirigía al aerpuerto internacional La Aurora para abandonar la ciudad de Guatemala.  Foto: Alexandre Meneghini, Archivo / AP

“Nacemos para vivir, por eso el capital más importante que tenemos es el tiempo, es tan corto nuestro paso por este planeta que es una pésima idea no gozar cada paso y cada instante, con el favor de una mente que no tiene limites y un corazón que puede amar mucho más de lo que suponemos”. (Facundo Cabral).

Su canto llegó a ser considerado como un himno en muchos de nuestros países iberoamericanos, sometidos por tiranías donde al caer se implantaba una seudo democracia, en la que mandan caudillos de pacotillas que se engullen lo que resta de bueno en esas tierras mil veces mancilladas.

De niño conoció todas las facetas de la carencia, de adulto, aprendió a ser músico y cantaba el folclor de su tierra, hasta un día en que el encargado del hotel donde trabajaba en Mar del Plata, le dio la oportunidad de cantar.

Así empezó la carrera de este hombre músico, cantautor, embajador de la palabra musicalizada, palabra dura y real que satirizaba a los poderosos denunciando sus tretas entre notas musicales.

Autor de piezas musicales que viajaron no solo por América, sino por casi todo el mundo, “No soy de aquí, ni soy de allá”, fue la primera canción que le hizo conocer, después de esa, vendrían otras muchas.

Sus críticas sociales y protestas hechas canciones, motivaron su exilio en México, durante la última dictadura en su país natal, Argentina.

Su constante llamado a la paz, le hizo objeto del reconocimiento de la UNESCO, que lo declaró “Mensajero Mundial de la Paz”.

América está de duelo, Facundo Cabral, el afamado cantautor argentino, fue muerto hoy en Guatemala, país en el que cumplía compromisos artísticos, fue embestido por unos bandoleros que le dispararon, matándole al instante.

El hombre que hizo de su canto un grito de rebeldía y protesta por los excluidos, hoy ha rendido al mundo su última jornada, de manera cruel y asesina le mataron unos sicarios, solo Dios sabe si recibieron algunas monedas para ejecutar la vileza que arrancaba la existencia a un ser valioso.

Lejos de tu Patria, lejos de los tuyos, pero nada de eso importa, porque tú eras universal, eras de todas partes y en todas partes te amaban.

Allá se eleva el espíritu de Facundo, entre blancas nubes que le llevan por el éter, hoy en ese camino hacia la otra dimensión, se escuchará vibrar una guitarra y Facundo con su voz recia, entonará una canción de burla por los que le arrancaron la vida, pobres de espíritu que nada valen.

Hasta siempre Facundo, ojalá hayas gozado cada instante de tu tiempo por la vida y que como dejaste escrito, tu corazón haya amado, mucho más de lo que suponemos.


1 comentario:

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...