martes, 19 de julio de 2011

Amig@s, tesoros míos


Además de la expectación y del avance que significó la llegada del hombre a la luna, este acontecimiento universal, cundió en la mente prodigiosa de un gran hombre, dando origen al “Día del Amigo”.

Aunque tiene como antecedente la Cruzada mundial de la amistad que se había instaurado en Paraguay el 30 de julio de 1958, sin embargo, sin la lucha posterior de nuestro héroe de la amistad, la cruzada uruguaya, tal vez no habría pasado de ser un evento que solo dejara la huella de su celebración.

Argentina es el umbral por donde sale este primoroso festejo que nace de la mente de Enrique Ernesto Febbraro, profesor de Filosofía, Psicología, Historia, quien además es Odontólogo y Músico, wao! Todo un genio de esa tierra hermosa cuna del tango.

El 20 de julio de 1969 mientras miraba la llegada del hombre a la Luna, se prometió a sí mismo que ese sería para siempre el Día del Amigo.

Antes de que la Apolo 11 regresara a la Tierra, desde su consultorio de Lomas de Zamora, donde vivía entonces, envió mil cartas a cien países y, a vuelta de correo con 700 respuestas, había quedado fundado el Día del Amigo.

Poco a poco fue logrando su cometido, primero fue el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires que autorizó la celebración y le dio un marco legal. Luego se fueron sumando distintas entidades y extendiéndose por toda la Argentina y por algunos países de América Latina.

“Un amigo no da consejos, ayuda, acompaña”, afirma Febbraro y subraya: “la amistad es casta: si se mezcla con sexo, ya es otra cosa. Y tanto con un hombre, como con una mujer, tiene que estar fundada en el respeto”.

Su iniciativa tuvo éxito, ya que cada 20 de julio, en muchos países, los amigos esperan reunirse y dedican un día a la Amistad. Pero es importante recordar que la Amistad es vivida cotidianamente, durante los 365 días del año.

El Dr. Enrique Ernesto Febbraro fue candidato dos veces al premio Nobel de la Paz.

Amigas y amigos queridos, les deseo un feliz día del amigo.

1 comentario:

  1. Hermoso, Miris, desde aquí, Argentina, vaya un abrazo hacia ti deseándote un Feliz día del Amigo.

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...