domingo, 5 de junio de 2011

Si tu quieres...


Si quieres

lo dejamos,

no te importe pensar

que me harás daño,

es mas grande el mal

de verte siempre silente,

observar tu mirada indiferente,

tu semblante amargo.

El amor es de dos,

cuando se vuelve individual,

es porque ha muerto, o agoniza.

Entenderé si me lo dices,

que estoy de más y sobro en tu proyecto,

que te sobran alicientes,

tus cosas que yo ignoro, tu mundo...

No te apene decirme la verdad,

duele mas, ver que navegas por mares

por mí desconocidos,

que forman en mi mente un laberinto,

obligándome a dar forma,

a mil cosas que me aterran.

Si tu quieres,

me lo dices,

pero con palabras,

es preferible cualquier cosa,

a continuar sintiéndome ignorada.

No me miras,

Ni te das cuenta si estoy desnuda,

o visto hábito de monja.

Si tu quieres,

cuando te atrevas a pedírmelo,

lo entenderé

y me iré con mi música a otra parte.

4 comentarios:

  1. Una triste realidad cuando el amor nos aparta su mirada, es ahí cuando el desconsuelo nos habita el alma. Un abrazo querida Miuris.

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema del desamor, del fin del todo, cuando al punto final de los finales, no le siguen dos puntos suspensivos; pero yo no quiero dejarte, seguiré. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Asi es Mariela, ojalá que esto no nos pase nunca, porque además de indignante, sería muy triste.

    Abrazos amiga

    ResponderEliminar
  4. Si Paco, el desamor es el fin del amor, que triste no?

    Gracias por visitarme amigo
    un cordial saludo

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...