sábado, 4 de junio de 2011

Que te ha dado


Porqué callas,

y no te atreves a admitir

que sigues cautivo entre su ardid.

Porqué te niegas a aceptar

lo que silentes,

tu mirada grita, al nombrarla.

Que te ha dado,

que inconfesable filtro,

como un virus,

se metió en tu sangre,

que ni a sabiendas de que no te ama,

tú a ella no la olvidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...