sábado, 25 de junio de 2011

Hasta que vuelva


Quiéreme siempre,

aunque me marche lejos,

aunque no vuelva,

piensa en mi siempre,

espérame, hasta que la noche

transformada en estrella,

me devuelva a mi cauce.

Búscame en la luna,

en el mar, en el azul del cielo,

en la montaña,

en la luz reflejada en la corriente.

Ámame sin pensar

si estoy, si voy o vengo,

sin importar si soy luz o soy sombra.

Espérame hasta que vuelva

y si no vuelvo,

sigue esperando,

te llegará un día,

aroma de mi esencia,

que dejé en el camino para darte.

3 comentarios:

  1. Muy hermoso, Dios está en todas partes y su esencia nos cubre, no nos ceguemos y aprendamos a descrubrirlo.

    Gracias por compartir tus letras.

    Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Leo, Dios está en todas partes, que Él nos bendiga a todos.

    Abrazos amiga

    ResponderEliminar
  3. Todo dicho.. todo abrazos...
    www.juandisante@blogspot.com

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...