lunes, 11 de junio de 2012

Todo cabe


Un día más, que pasa y se detiene,
unas horas, mitad sombra, mitad sol
y en medio de la luz o de la sombra,
cuerpos sin almas,
almas que en el espacio de la nada, 
nada son.   
un día que se va, sin dejar otra cosa que no sea cansancio,
vapores de vacío, espumas estalladas.
Horas que al abrirse el umbral de la sombra, se esfuman,
voces sin palabras, sonidos apagados, risas, llantos, gemidos.
Vida y muerte, todo cabe en el punto
donde son convocados,
los unos con los ojos cerrados, los otros, queriendo abrirlos,
unos anhelan gritar, otros, simplemente abrazarse al silencio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...