sábado, 2 de junio de 2012

Caminos


 

Solíamos encontrarnos
cuando la mañana se abrazaba con el sol,
tu ibas y yo venía,
yo cargada de ilusiones, tu con tu vida echa.
Me mirabas con anhelo
y yo toda avergonzada, la mirada retiraba,
y con tu aire de galán,
es ahora que lo entiendo,
me decías crece pronto, que yo te voy a esperar.
La vida hizo su tarea,
cada uno por su lado, su camino recorrió,
hoy me ha asaltado un vago recuerdo,
porque a decir verdad, no recuerdo ni tu cara,
pero a veces recordamos estas cosas que suceden
y no dejan ni una huella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...