jueves, 7 de febrero de 2013

La Historia de una canción



 

A veces una canción, un poema, una fotografía, aún siendo simples objetos, poseen una vida profunda y propia que las hace dignas de ser tomadas como referencia.
Una canción o un poema, pueden significar mucho más que lo que recogemos en sus letras, son a veces, testimonios que han marcado vidas, o marcado situaciones que generaciones van, generaciones, vienen, continúan vigentes hasta entre quienes nada saben de ellos, más allá de su melodía, o sus letras, porque por si mismas son portadoras de una gran autenticidad.
Quiero hablarles hoy de la canción “Nosotros”, alguien muy joven tal vez pueda decir que no la conoce, tengo constancia sin embargo de gente muy joven que la tararean y que sin darse cuenta, se sienten arrobados por esa magia especial que posee dicha canción.
Ha sido interpretada tantas veces y la han cantado tantos intérpretes, que es fácil identificar alguna estrofa, aunque se ignore, quien la compuso y porqué o quien la canta.    
Pues bien amigos, “Nosotros” nace en Pinar del Río, provincia de Cuba y su autor fue Pedro Junco, un pinareño que además de esta, compuso otras más.
Pedro era un inspirado poeta y pianista que en la Cuba de los 40´s, se destacó entre los grupos de bohemia, un hombre que como todo poeta, tenía una sensibilidad especial.
Este tipo de historia recogida entre gente del pueblo, no tiene un asidero ciento por ciento verídico, ya que aunque exista el factor real, va creciendo casi siempre entre una aureola de fantasía.
Lo cierto es que la historia, supuestamente fue inspirada por una mujer de la cual estaba enamorado Junco, el amor correspondido por demás se vio trunco porque la familia de la joven, enterada del idilio, la envió a la capital a estudiar en un pensionado.
Para esta familia, la vida bohemia de Pedro Junco, era una falta que su estatus social, no perdonaba.
El protagonista de esta historia estaba enfermo de tuberculosis, una enfermedad que en aquella época, no tenía cura, a su padecer se sumó la angustia que le produjo la ausencia de la amada, la falta de recursos para resolver ambas circunstancias y las dificultades propias de un tiempo donde imperaban las trabas de una sociedad para la cual, carecer de bienes económicos, era una falta insalvable.   
Los dos jóvenes a pesar de amarse no podían hacer realidad el sueño de una vida juntos, Pedro se sentía  impotente ante la adversidad, era consciente de que aún si contara con la anuencia de la familia de su novia, su enfermedad lo llevaría pronto a un final definitivo.
Cuatro días antes de morir, el músico escribió la canción enviando el mensaje  a la mujer que durante más de diez años le lloró.
En sus últimos momentos de vida, el compositor pidió a su amigo,  el tenor  René Cabel, que cantara su canción y pidiendo que le trajesen una radio a su habitación, pudo escuchar la melodía en la que volcaba su más intensa y leal inspiración, nacida del amor a su musa.
Así nació “Nosotros” y así llega hasta nuestros días. Nosotros moriremos, partiremos porque somos átomos con un final ineludible, “Nostros” en cambio, la canción de Pedro Junco a la mujer que amaba, nos sucederá en el tiempo.
Pasado un siglo, cuando ya nada quede de nosotros como entes, “Nosotros”, seguirá enamorando corazones.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...