sábado, 4 de febrero de 2012

Vendimia



 
Arráncame la vida
y en la tuya, encarcela mi existencia,  
cruza ya esa barrera,
te lo estoy suplicando,
no sabes lo que pierdes
con tu espera.
Subamos a esa barca
y al océano inmenso hagamos testigo
de esta pasión ardiente que encerramos.
No te niegues,
estoy llamando a tu puerta,
tengo blancos los nudillos
y tu sigues sordo y mudo.
Traspasa ya el umbral de mi universo,
comparte esta vendimia,
mira como las vides revientan de dulzor,
tengo sed, exprime el vino,
viértelo en una sola copa compartida,
tuya y mía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...