martes, 21 de febrero de 2012

Así como




Cómo pasa la vida,
van viajando los sueños en las alas del tiempo,
mueren las ilusiones,
silencia la esperanza.
Es como si la sangre
corriera mas despacio,
como si los caminos se cubriesen de abrojos,
como si una tarde se volviera crepúsculo,
como si la mañana, se fundiera en el limbo.
Nos queda la esperanza,
ojalá sea tan fuerte,
que no nos abandone,
que nos quede su aliento para ver las estrellas,
para que la mañana arranque a la niebla,
un rayito de luz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...