lunes, 27 de febrero de 2012

Ole, ole y olé!



Ole, ole y ole, que estalle el grito y trascienda los límites, porque Andalucía está de fiesta!

Sevilla es punto de salida y encuentro, desde tiempos pasados fue el umbral por el que salieron unos hombres atrevidos comandados bajo el “loco” mas cuerdo de toda la humanidad, que partía dispuesto a explorar una parte del mundo que se dice ya estaba explorada, lo cierto es que si acaso lo estuviere, no es menos verdadero, que fue la hazaña del 12 de octubre, la que dio a esas tierras, una connotación universal.
El Sur, sigue siendo umbral de España y el Guadalquivir ha sido ruta de culturas y de huellas históricas que atan presente y pasado, punto y aparte de la historia española.
El Sur está de fiesta, ha sido y sigue siendo puerta de España hacia otras latitudes, desde este punto de la geografía española, siguen surgiendo episodios que dan a la península una dimensión extraordinaria, cada una de las regiones tiene su importancia propia, sin embargo, Andalucía es única, única para vivirla, disfrutarla, sentirla metida entre la sangre como un virus que se apodera del cuerpo, un dulce veneno para el cual no se ha inventado antídoto.
El día de Andalucía asoma al umbral y atentos a las campanas que lo anuncian, allá en dimensiones desconocidas, permanecen los personajes que hicieron posible que esta tierra tuviera una bandera, un himno, un  escudo.
De forma subliminal, Don Blas Infante mira hacia el Sur y en ese amplio espacio que es Andalucía, enfoca su mirada hacia Sevilla, el lugar cimero, elegido por el Padre de la Patria Andaluza  para desplegar sus más aguerridas acciones patrióticas, en Sevilla ejerció de Notario, elocuente orador y fue aquí donde promulgó las primeras palabras sobre el Ideal Andaluz, fundando el Centro Andaluz de Sevilla y publicando la revista “Andalucía”.
Sevilla  fue desde siempre, faro, punto de partida, puerta de ideas es la punta del iceberg que representa esta región inmensa en gestas, tierra hollada de culturas diversas que indudablemente  dejaron huellas marcadas, sin embargo, la más elemental impronta es la que a través del tiempo, han ido dejando en los caminos andaluces, sus protagonistas, héroes, patriotas, monarcas, poetas, pintores, bandoleros, mujeres y hombres del pueblo, un proletariado que hoy permanece en un paro, una crisis que no les impide henchir sus pechos y disfrutar orgullosos del Día de Andalucía.    
Todo esto y mucho más es el Sur, vamos a vivirlo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...