miércoles, 2 de noviembre de 2011

"Un recuerdo pleno de luz"


Luz al final del túnel

Cuasi muere este día tan gris como de seguro ha sido el recuerdo que cada uno haya albergado en su mente hacia los seres queridos o no, ligados o no, que han traspasado la barrera del más allá.

Es el día de los Difuntos, nadie existe que no tenga en su haber, un ser que haya muerto y que creyente o no, en este día, no haya dejado volar su recuerdo en pos de las alturas, o la sima, que no lo sabemos con exactitud, arriba, abajo, o en la nada absoluta.

Entre la noche y el crepúsculo, miro por la ventana y mas que ver, adivino y huelo las gotas de lluvias que empiezan a caer bajo el cielo de Sevilla, yo ya pensé en mis muertos, si dijera que recé por ellos, mentiría, y el pensamiento que me unió a ellos no fue diferente al de otros días, soy, más bien, me he convertido en parte de ese conglomerado que no se deja atrapar entre las redes de los días marcados, de manera que mi mirada hacia esos recuerdos, fue la misma de siempre, un suspiro de añoranza, un pensamiento entrañable, a veces hasta humedad de lágrimas, sin importar el tiempo que haga de su partida.

A pesar de mi particular opinión, invoco para todos los muertos del mundo, la plegaria silente de conciencia a su recuerdo, pidiendo redención para las almas que precisen de ella y luz, mucha luz en esa senda misteriosa, que todos, antes o después, tendremos que caminar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...